Rinden homenaje a Emerio Medina en FIL Holguín por su prolífica obra

Emerio Medina o «el hombre que vino a ganar», como algunos lo conocen por el libro que obtuviera su segundo Premio Iberoamericano del Cuento Julio Cortázar, fue homenajeado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura de Holguín en el marco de la 32 Feria Internacional del Libro, que se desarrolla en la Ciudad de los Parques.

Entre el público que se reunió en el espacio La Hora Tercia, obtuvo el mayaricero, con más de 15 años de labor a sus espaldas, un lauro que demuestra la admiración del gremio en el territorio hacia uno de los escritores más reconocidos de la cuentística en el país, razón que lo convirtió en la personalidad destacada de esta edición de la fiesta de la lectura en la provincia.

De lo cotidiano proceden las mejores historias, ya sean anécdotas propias o que hayas escuchado de alguien más, estas se vuelven excusa para mostrar la realidad de la vida del cubano, un ser que batalla incansable entre las dificultades y alegrías tan comunes de los tiempos actuales, expresó el autor de Los días del juego y otros relatos.

El primer Julio Cortázar, ganado en 2009 con la obra antes mencionada, provino de una experiencia personal, casi biográfica, reconocimiento que, admitió a los presentes, no esperaba, cada vez que recuerda que lo ha recibido en dos ocasiones se asombra, ya que oportunidades como esa, pocos autores las tienen.

Su segundo título premiado a nivel latinoamericano fue «El hombre que vino a leer» en 2023, texto al que el poeta Eugenio Marrón describió como un relato agudo con un giro dramático memorable y un protagonista que podría ser el álter ego de su creador, hecho que reafirma el carácter valiente de Medina al desafiar de forma constante la página en blanco para desarrollar literatura que vale la pena.


Durante la cita no pudo faltar un acercamiento a la parte más inocente y fantasiosa de la labor de narrador, esa dedicada a los niños, con la presentación de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento y la intervención del bibliotecario Gilberto Fernández que lidera un taller literario en la comunidad de San Felipe de Uñas en Gibara.

Sobre esta parte de su trabajo afirmó que, si tuvieran que recordar quien es, preferiría que la memoria que perdurara fuera la del escritor que escribe para niños y jóvenes, ya que en ellos reside la luz más brillante y la imaginación sin límites, como autor uno ama crear hacia un público tan exigente porque obliga al esfuerzo constante y a la superación eterna.

Medina Peña ha obtenido varios lauros a lo largo de su extensa carrera como escritor, entre ellos están el Premio UNEAC de cuento Luis Felipe Rodríguez en 2009 por Café bajo sombrillas junto al Sena, el Casa de las Américas en 2011 con La bota sobre el toro muerto y el Alejo Carpentier, también del género cuento en 2016, con La línea en la mitad del vaso.

El capítulo 32 de la Feria Internacional del Libro en su versión holguinera ha dedicado disímiles espacios al estudio y promoción de su quehacer, entre estos se encuentran Detrás de la palabra, el pabellón infantil Tesoro de Papel y la peña La Hora Tercia, donde también se presentó el libro El hombre que vino a leer y otros relatos, de Emerio Medina y los autores finalistas en esa edición del premio y que fuera publicado por la editorial Letras Cubanas.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Novedades literarias: formatos digitales en la sociedad actual