Promueven acercamiento de niños y jóvenes a la lectura en FIL Holguín

Una jornada donde predominó la literatura infantil en aras de acercar a los más pequeños al saludable hábito de la lectura y fomentar la ampliación de conocimientos fue la vivida en la Feria Internacional del Libro en Holguín.

Con diversos encuentros que arrancaron sonrisas y risas al público infantil, la fiesta del libro cubano mantiene uno de sus objetivos fundamentales, llegar a cada miembro del hogar con propuestas literarias frescas y aptas para todas las edades.

Con el planteamiento de que la historia no puede ser ajena a los niños, la escritora Belkis Méndez presentó los títulos Perucho Figueredo. Cuando canta la mañana, de Omar Felipe Mauri Sierra y Vestidas de Patria 1, de Olivia Diago Izquierdo, ambos de la Editorial Verde Olivo, en una cita en el Pabellón Infantil Tesoro de Papel.

El origen de los símbolos nacionales, el rol de las mujeres en las luchas libertarias e historias que humanizan hechos y personajes que parecieran alejados en el tiempo, pero que mantienen su vigencia hasta hoy, es el contenido mostrado en estos libros que los hacen vitales para que los más pequeños profundicen sus conocimientos sobre Cuba, expresó la poetisa.

Con juegos y cuentos a cargo de la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento se alentó a disfrutar a niños y acompañantes de una diversión sana y de una interiorización de saberes, mediante una la literatura que calma, enriquece, redime y hasta salva.

Estudiantes de la escuela Manuel Ascunce y audiencia en general asistieron a la peña Atrapasueños, promovida por Ediciones La Luz, espacio que propuso a los infantes el texto La casa de los gatos perdidos, ópera prima de la escritora Liset Prego, que aborda en forma de fábulas, que tienen como protagonistas a los felinos, algunos de los conflictos enfrentados por los seres humanos.

A través del uso del recurso de la personalización, que transformó a meros gatos en partes esenciales de la familia que conforman Ricardo y su hija Ana, el lector queda atrapado en una aventura que, cuento tras cuento, los hace viajar por un mundo ficticio que casi parece real, comentó la narradora Elizabeth Soto.

Dicha obra es parte de la colección de audiolibros Quemapalabras del sello holguinero, el cual lleva a formato de audio múltiples historias dedicadas a esta audiencia específica, entre las que se encuentran Él y yo sumamos dos de Nersys Felipe, En busca de la piedra verde, de Alice Walker, y El final de los finales felices, de Rubén Rodríguez.

El arte hecho para y por niños abundó también con varias presentaciones en los escenarios ubicados alrededor del parque Calixto García, donde el Coro infantil Voces de Cristal y los Grupos danzarios Pequeños artistas y Alas negras, del municipio de Gibara, amenizaron el día, de por sí encantador, de la FIL en el territorio holguinero.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Punto final al libro de la Feria 2024 en Guantánamo