Once poetas brasileños en Guantánamo

Hasta el parque José Martí, en el mismo corazón del centro histórico guantanamero, llegaron el crítico literario, editor y escritor Marcelo Lotufo, junto a la traductora Carolina Tobar, dueto que tuvo a su cargo el trabajo de compilación del libro La Selección. Once poetas brasileños hoy.

Lotufo, profesor de literatura en la Universidad de Santa Catarina, Florianópolis, manifestó sentirse muy contento de su participación en la 32 Feria Internacional del Libro, en la cual Brasil es el país invitado de honor.

Primero estuvimos en Santiago y ahora en Guantánamo, para compartir un poco de la literatura contemporánea brasileña, que no siempre llega a Cuba; acá están publicados los clásicos de mi país, casi todos, y eso me encanta, pero la literatura nuestra depende de la gente que la trae, que conoce a los escritores de aquí, busca intercambios, puentes y eso es que lo que vinimos a hacer.

Refiere que todo empezó en 2017, cuando hicieron una antología de poesía cubana en Brasil de la generación cero, organizada por José Ramón Sánchez, poeta guantanamero, y la publicaron en Brasil y después realizaron una edición de la poesía brasileña, de los cero también, para Cuba, que salió por Ediciones Santiago, y ese es el libro que venimos presentando en las ferias.

Nos encanta porque es una generación joven, es la mía, y también son poetas muy buenos Marilia García, Ana Marquis Mártins, Reuben de Rocha, Fabiano Calixto, Tarso de Melo; es interesante ver que somos países distintos, con nuestras propias particularidad, pero con muchas cosas comunes en la poesía; cuando leemos la poesía brasileña de la misma generación de los poetas que escriben hoy en Cuba percibí muchos temas afines, los problemas, pero también las alegrías son muy parecidas.

Para Lotufo, quien trabaja actualmente en Ediciones Jabuticaba, esta es una experiencia muy buena, se llevan muchos libros para los nuevos proyectos en la editorial; «estamos traduciendo otros poetas cubanos para hacer volúmenes individuales y en el futuro realizarlos con cuentos, narrativas y así ampliar la literatura de los dos países».

A Marcelo y Carolina les encanta mucho ver como la literatura aquí es para todos, los libros son accesibles, lo que no sucede en Brasil, donde son muy caros, lee quien puede pagar por ellos, una pesquisa en mi país arrojó que solo el 16 por ciento de la gente compró un libro el año pasado.

Pero acá vemos que son accesibles, y a la gente les gusta comprar, leer la poesía, vienen a hablar con nosotros y nos dicen los poetas brasileños que ya conocen, nos piden otros para localizarlos en la Internet, o están en la antología y les gustaron mucho, entonces la literatura es una cosa de todos acá en Cuba, es algo que nos encanta muchísimo, es muy importante y la cultura se hace así, para todos, no solo para los que pueden pagar.

 

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Feria del Libro en Granma llegó también a la Sierra Maestra