María Elena Llana: Un Premio necesario
Este viernes 16 de febrero fue entregado el reconocimiento público más importante otorgado a escritores cubanos a una de las narradoras imprescindibles de del panorama literario contemporáneo.

«Es, sin duda, un reconocimiento a lo que ha sido la dedicación de mi vida entera, mi placer por escribir y la praxis del Periodismo». Estas fueron las palabras de la Premio Nacional de Literatura 2023, María Elena Llana Castro, luego de la entrega oficial del galardón en la Sala de Presentaciones Nicolás Guillén en la Feria Internacional del Libro de La Habana 2024.

El Ministro de Cultura Alpidio Alonso Grau y el presidente del Instituto Cubano del Libro Juan Rodríguez Cabrera entregaron el premio a la narradora cubana. Llana Castro recibió una obra del artista de la plástica José Luis Fariñas y un prolongado aplauso de todo el auditorio.

El jurado presidido por Nancy Morejón e integrado por otros intelectuales cubanos decidió otorgar el máximo reconocimiento literario a María Elena Llana por «su originalidad de escritura de temas más que peculiares, su destreza estilística, su mirada inédita al entorno social capitalino y su aporte indiscutible a la formación de futuros creadores, y en consecuencia su contribución al enriquecimiento de la cultura cubana», según refiere el acta del jurado.


«La obra de Llana Castro, y el crecimiento de la misma, la convierten en una de las más notables narradoras cubanas de hoy», refirió Olga Marta Pérez en la lectura de las palabra de elogio a la premiada. La precisión y exactitud en el lenguaje son características que despliega con pulcritud en sus libros, así como el asomo intencionado a los límites entre fantasía y realidad, añadió la también miembro del jurado. «La literatura fantástica tiene en María Elena un alto referente en la Isla y en el mundo de habla hispana».

La autora premiada se desenvuelve en los universos del periodismo y de la creación literaria con una facilidad extraordinaria. Es válido indagar en su labor periodística, así como su trabajo radial como guionista para comprender lo que ella misma afirmara acerca de la cohesión y el disfrute de ambos placeres.

«Deseo expresar mi agradecimiento a todos los colegas que durante mucho tiempo me propusieron para el premio y a los que ahora me lo concedieron», confesó María Elena Llana en su intervención en el acto de entrega. De igual forma, la narradora cubana se refirió a la emoción que le generara adquirir conciencia de su alcance entre los jóvenes.

La reja de Ediciones Revolución, 1965; Casas del Vedado de Letras Cubanas, 1983; Casi todo de Ediciones Unión, 2006; y El cristal con que se mira de Ediciones La Luz, 2016 son títulos de casi obligada revisión de la Premio Nacional de Literatura 2023, María Elena Llana Castro.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Ofrenda a Emilio Roig, un hijo comprometido con Cuba