La próxima Feria ofrece: propuestas de amplio espectro

   Aunque ya se conoce que las actividades centrales de la Feria Internacional del Libro de La Habana retornan a su sede en la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, del otro lado de la bahía habanera también habrá importantes acciones. Las habituales sedes que con diversos programas apoyan y diversifican al evento principal traen una interesante y plural gama de propuestas. Algunas de ellas se recorren en estas líneas.

   Una de las sedes más activas es la Casa del ALBA Cultural pues son tres los coloquios a celebrarse en sus predios. En primer término, está el Encuentro de historiadores, que coordina la Editorial Nuevo Milenio. Se trata del evento en el cual se reúnen estudiosos y seguidores para una actualización e intercambio en tal ámbito de las ciencias sociales. Investigaciones diversas, novedades editoriales, proyectos de libros o de futuras pesquisas confluyen en esta reunión. Por su parte, el Coloquio de Ciencias Sociales propicia el debate y puesta al día de los principales implicados en esta esfera del conocimiento. Presentaciones de libros y otras publicaciones, conferencias y debates, entre otras acciones, se incluyen en este programa que también organiza la casa editora Nuevo Milenio. Finalmente, pero no menos importante, está el Coloquio Científico–Técnico que en la actual edición pondrá sus miras en la salud y la práctica de deportes.


   La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí coordina y acoge el Encuentro Científico Bibliotecológico. Se trata del evento que cada año realiza la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI). Este cónclave es el marco ideal para reajustes, intercambios y otras propuestas profesionales de los especialistas en bibliotecología y otras ciencias de la información.


   La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y bajo la guía de la Asociación de Escritores de la organización, lleva cabo en su sede principal el Foro Literario. Allí acuden escritores y otros intelectuales para puntuales diálogos sobre la creación literaria nacional y foránea, así como para presentaciones de libros, paneles y actividades varias.


   Otra reunión que implica un amplio número de creadores es el Encuentro Iberoamericano de Jóvenes Escritores. Este evento es coordinado por la Asociación Hermanos Saiz, el Centro Cultural Dulce María Loynaz y el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Además de estas instancias, el variopinto programa se reparte también en plurales espacios como el Centro Hispanoamericano de Cultura, la Casa de la Poesía y el Pabellón Cuba. Las más recientes hornadas de artistas de la palabra escrita encuentran ahí nuevas ideas y espacios comunes en un ámbito creativo heterogéneo.  


  
Hay otras actividades del programa profesional de la Feria que, por supuesto, no excluyen al público lector e interesado. Está el Encuentro Internacional de Promotores de la Poesía que coordina y recibe la Casa de la Poesía. El Centro Cultural Fidel Castro prepara el evento titulado Fidel y el libro, a celebrarse en la propia institución. Asimismo, la Universidad de la Habana y el Instituto Superior de Relaciones Internacionales también tienen previsto un programa de acciones en sus respectivas sedes.
   El teatro y la pantalla grande se suman también a los festejos. La Sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba recibe en su escenario la Gala del País Invitado de Honor que, como se ha anunciado, es en esta ocasión la República Federativa del Brasil. Por su parte, el Anfiteatro de La Habana Vieja, el Museo Nacional de la Música, la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano y algunas comunidades disfrutarán de la presentación de diversos artistas y agrupaciones brasileñas. En predios cinematográficos se exhibirá en la Cinemateca de Cuba una Muestra de Cine de Brasil y la Televisión Cubana hace su aporte con un Ciclo de Cine dedicado al gigante sureño.


   Quedarían por mencionar, aunque es imposible abarcarlas todas, actividades como las lecturas de poesía y la exhibición de Capoeira en el Patio de los Laureles, en San Carlos de la Cabaña. No faltará la música en esta fiesta y hay un programa de conciertos de trova y de grupos de pequeño formato en la Plaza San Francisco, también en la sede principal. Hecho este recorrido, sólo queda esperar porque el público complete con su presencia y su disfrute el amplio espectro de tales propuestas.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
32 Feria Internacional del Libro. Calentando los motores