La guagua de Babel hizo su parada oficial en Las Tunas

La guagua de Babel hizo su parada oficial en Las Tunas a propósito de la edición 32 de la Feria del Libro en esta provincia oriental; su conductor, Carlos Esquivel Guerra, avezado en las peripecias literarias, ve la luz de su texto que le valió el Premio de Poesía Nicolás Guillén, en 2023.

El espacio de Pensamiento Literario, con sede en la Filial Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, fue el encargado de poner sobre la mesa temas como la poesía suramericana, la literatura infantil, la narrativa cubana y la vinculación de este género con las nuevas tecnologías.

De ahí que la presentación de La guagua de Babel como parada obligatoria en la primera jornada de la feria marcó la ruta del intercambio entre las panelistas Marina Lourdes Jacobo, presidenta de la Uneac en Las Tunas; y las escritoras Lucy Maestre y Odalys Leyva Rosabal.

La guagua de Babel es un texto que, al decir del propio Carlos Esquivel, llegó en el mejor momento de su vida, luego de un tiempo de mucha escritura en el que lo más preciado de la poesía permanecía inédito; ubicado en el contexto tan terrible de la pandemia y otros escenarios sociales que también marcan la creación literaria de estos tiempos.

El texto le permitió al escritor, nacido en agosto de 1968 en el central Elia, hoy municipio Colombia, entrar en un viaje de crecimiento, desafíos y conquistas en el que también se puede adentrar el público, con el fin de hacerse de un espacio único en medio de las complejidades cotidianas que golpean al autor.

La presentación de La guagua de Babel deja claro que esta es una novela poética en la cual se establece un diálogo con personajes universales como Trotsky, Stalin, Breton, Reinaldo Arenas, Wittgenstein, Diderot, entre otros; un viaje ontológico con mirada filosófica y cuestionadora de la realidad.

Apenas han transcurrido las primeras horas del capítulo 32 de la Feria del Libro en Las Tunas y el rostro y voz de Carlos Esquivel Guerra es uno de los más asiduos en los diferentes espacios que conforman el sustancioso programa literario del evento, pues el ganador del Nicolás Guillén 2023 posee una prolífera obra, que incluye más de 40 libros publicados en alrededor de 20 países.

La guagua de Babel representa la prolongación de un estado de ánimo que expresa una madurez, una búsqueda casi terminada de su ideal literario.

Entre los enigmas del poeta está ese orgullo incondicional hacia Guillermo Vidal, nombre recurrente durante el festejo literario del cual saldrá a la luz una nueva edición de su novela Matarile, la encargada de darlo a conocer.

Entre los títulos firmados por Carlos Esquivel Guerra sobresalen Perros ladrándole a Dios, Los animales del cuerpo, Los epigramas malditos, La Isla imposible y otras mujeres, El libro de los desterrados y Los elefantes las prefieren rubias, entre otros que por estos días están presentes en lecturas y recitales poéticos.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Una luna de enero convida a los más jóvenes