La cultura: un puente entre el arte y las letras en la Feria del Libro

Múltiples pinceladas artísticas amenizaron los diferentes espacios teóricos y las calles del centro histórico de Santiago de Cuba durante estas jornadas de fiesta literaria, en representación de lo más autóctono de la cultura en la provincia.
El lazo indestructible entre las letras y la trova se extendió a cada sala de librerías y bibliotecas, acompañando las presentaciones de libros, en tanto céntricos parques como el Céspedes y el Serrano, el corredor Enramadas y los barrios se convirtieron también en la casa del patrimonial género musical.
Con especial afecto, el proyecto sociocultural comunitario Sin Barreras, integrado por infantes con discapacidad física e intelectual, entregó sus canciones a lectores, escritores y amantes de la literatura, y demostraron que el amor al arte destruye los imposibles.
Décimas y poemas de los autores homenajeados fueron recitados por pioneros santiagueros, quienes protagonizaron las sesiones de Tesoro de Papel, sesión dedicada a fomentar el gusto por la lectura en los más pequeños de casa.
La integración del sector cultural se hizo visible también con la inauguración de la exposición personal «Mientras llegan los virtuosos», de Orlando Barrechis Poveda, en la librería Amado Ramón Sánchez, así como con el anuncio de publicaciones relacionadas con los aportes de las industrias creativas al desarrollo local.
Hacer confluir diferentes manifestaciones artísticas en la mayor fiesta de la literatura cubana llenó de colorido los espacios y atrajo la atención de públicos de todas las edades.

Declarada por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura como Ciudad Creativa en la Música hace dos años, Santiago de Cuba constituye, por naturaleza, un territorio donde se vive y respira poesía cantada, ritmo y melodía. 
Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Guerra mediática y universo poético infantil en Feria del Libro en Granma