Historias de la alfabetización en Feria del libro de Artemisa

Muchos motivos tenía Enrique Luis para escribir sus memorias. Imaginó que podía hacerlo; cómo no, se trataba de su etapa como alfabetizador en un recóndito pueblito al sur de Pinar del Río. Así nació Guacanayal. Memorias de un alfabetizador, presentado en la Feria del libro en Artemisa este viernes 8 de marzo.

En la sala Rubén Martínez Villena, en la biblioteca provincial Ciro Redondo García, en la capital artemiseña, el natural de Guanajay relató pasajes de la obra, de cómo crearon una escuela; de las fiestas que organizaron; de cuando recibió un fusil para defender el poblado.

Narró cómo le prohibieron atravesar el monte ante la presencia de bandidos; de cómo querían que no se fuera al concluir la campaña; del viaje de retorno a La Habana en un tren de caña.

Finalmente, detalló las sensaciones que vivió durante el acto en el cual Fidel declaró a Cuba territorio libre de analfabetismo, el 22 de diciembre de 1961.

Rebeca Figueredo Martínez, historiadora y una de las panelistas, junto al Coronel Roque Ernesto Garrigó, director de la Editorial Verde Olivo, enfatizó en la importancia de las historias de vida contadas por los propios protagonistas.

En este caso, ¿cómo conoceríamos las interioridades de la Campaña de Alfabetización?; ¿las reacciones de los miles de jóvenes maestros que desafiaron a padres y hasta provocaciones por la contrarrevolución?, se preguntó.   


Fue aquella una etapa dura, precisó Figueredo Martínez; ya habían asesinado a Conrado Benítez. Gracias a decisiones como la de Enrique Luis Quintero García, conoceremos un periodo con muchas anécdotas por descubrir.

Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro, significó que lo narrado en Guacanayal. Memorias de un Alfabetizador no es solo sobre su autor, sino acerca de una epopeya de Revolución. 

«Gracias a los alfabetizadores Cuba formó una masa de lectores que permite hoy realizar una feria. Hablamos de un momento fundacional. Esta feria es producto de un país que no se rinde, hecha realidad por la unidad entre ministerios y creadores para el pueblo».

Fue la jornada un alto en el evento para conversar sobre la historia local, pues sesionó, en la propia sala, el panel dedicado a los aniversarios 60 de la Biblioteca Provincial Ciro Redondo García; 110 del inmueble que la acoge; y 110 del natalicio del periodista y escritor artemiseño Fernando G. Campoamor.

Daniel Suárez Rodríguez, presidente de la Asociación de Historiadores de Cuba en la provincia, se refirió a hitos como la visita de Fidel el 27 de noviembre de 1947 para rendir homenaje a los ocho estudiantes de medicina fusilados ese día de 1871.

También la visitó el historiador Eusebio Leal y la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso, resaltó.  

Zoila Caridad García Quesada, Licenciada en Estudios Socioculturales, ahondó en la labor periodística de Fernando G. Campoamor; en su relación con Ernest Hemingway; y la impronta del Grupo Proa, creado por Campoamor.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Mujeres escritoras y la disposición para ser plurales