Feria del libro en Guantánamo: como un soplo de aire fresco

Arle Martínez Rojas caminaba esta 20 de marzo por los quioscos de la 32 Feria del Libro en Guantánamo, con dos gruesos libros de Medicina bajo el brazo, sin reparar en el sol y el calor, de los cuales muchos de sus coterráneos se protegían bajo sombrillas.

Soy médico, me dice, y compré estos tomos de Pediatría, los únicos que faltaban en mi colección de la especialidad; los encontré bastante asequibles en el precio: 20 pesos uno y nueve el otro, costos muy económicos.

Además de los textos de salud, busco otros para instruirme, estoy revisando pero aún no encuentro los que me gustan, comencé ahora y llevo dos quioscos nada más, pero la feria es muy buena, este es un momento que espero en el año para adquirir mis libros, comenta optimista.

Como Arle, cientos de guantanameros se volcaron hoy a los stands dispuestos, por primera vez, en la calle Calixto García del centro histórico de la ciudad de Guantánamo, en los cuales, junto a la amplia red de librerías y otras instituciones, se comercializarán cerca dos mil títulos y más de 60 mil ejemplares, con literatura de todos los géneros y para diversos públicos.

Muy cerca de allí, en la Ludoteca Infantil Ismaelillo, el bullicio de los niños delataba la actuación de los payasos de Carapandilla con un espectáculo de variedades, juegos y concursos, mientras en el Pabellón Tesoro de Papel ofrecía la ya habitual venta de libros para los más pequeños: cuentos, crucigramas, rompecabezas, clásicos de la literatura.

En el aledaño parque José Martí, bajo la sombra del frondoso arbolado, los infantes con sus familias y los adultos, se sentaron para la primera ojeada de sus compras del día, mientras desde el Café La Indiana, el audio amplificaba la lectura que con su voz melodiosa protagonizaba la escritora Ana Luz García Calzada, figura de las letras guantanameras a quien se dedica la feria, por sus 80 años de vida.

García Calzada cautivó con la presentación del libro Chérie, de la escritora cubana Dazra Novak  (nombre artístico de Mairelis Ramón Delgado), premio Ítalo Calvino 2020, un recorrido sentimental por la vida y obra de la reconocida pintora cubana Rocío García: se las recomiendo, sentenciaba Ana Luz en sus palabras finales.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
La luz de Ana