Feria del Libro en Granma: Una mañana con Sacha, la cuentística y el orgullo de ser cubanos

Es muy hermoso que estemos aquí ahora y seamos hijos de Carlos Manuel de Céspedes, José Fornaris y otros tantos patriotas, quienes tuvieron la visión muy clara de que ser cultos es la única manera de ser libres, subrayó este 21 de marzo en la ciudad de Bayamo el destacado narrador cubano Francisco López Sacha, uno de los autores homenajeados en la 32 Feria Internacional del Libro.

No todas las naciones, dijo, pueden presumir el extraordinario orgullo de contar entre sus fundadores a un gran artista como el hombre de La Demajagua, y en general a una generación que, junto a la independencia de la isla, defendió las banderas de la música, las letras y el arte.   

Precisamente, en el patio del museo ubicado en la casa natal del Padre de la Patria, el también ensayista y profesor ofreció una conferencia sobre la cuentística cubana, con la cual inauguró el programa literario del capítulo territorial de la magna cita de las letras en la oriental provincia de Granma.

Pero el cuento —explicó Sacha— no nació con esa primera gran generación de escritores y artistas que se sintieron cubanos, aquellos fueron poetas, estudiosos y ensayistas; sino que apareció después, a fines del siglo XIX, con «Lecturas de Pascuas», de Esteban Borrero Echeverría, en 1899.

Resaltó que, a partir de entonces, comenzó la rica historia de un género con vida y luminosidad propias, que acumula ya 125 años y produjo más de cinco grandes tendencias con influencia mundial, de la mano de autores como Alejo Carpentier, Lino Novas Calvo, Dora Alonso, José Lezama Lima y Eliseo Diego, entre otros.

Luego llegó el triunfo de la Revolución, la cual potenció todo y creó las instituciones culturales que nos dieron vida, pues teníamos grandes talentos individuales, pero se carecía de una organización cultural profunda, seria, profesional.

Recordó, además, el renacimiento del cuento cubano y la descomposición de su estructura dramática que obraron generaciones posteriores, tras superar el llamado Quinquenio Gris y durante la crisis de los años 90 en la mayor de las Antillas. 

Resultado de todo ello, y mucho más, hoy tenemos, para orgullo de nuestras letras, una de las cuentísticas más robustas del continente americano y del idioma español, nacida del empeño y la necesidad de ser cubanos y expresar lo cubano. 

No somos huérfanos, porque tenemos padres y madres poderosísimos y, sobre todo, ¡tenemos una Patria!, exclamó para finalizar —ya entre aplausos— el avezado conferencista.     

Acto seguido, en un ambiente de risas, complicidad, confidencias y afecto entre coterráneos, el también escritor manzanillero Luis Carlos Suárez Reyes presentó la novela El cumpleaños del fuego, reeditada en 2021 por el sello Orto, de la ciudad del golfo de Guacanayabo, que en 1950 vio nacer a Francisco López Sacha.  

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Enaltecen valor expresivo de la poesía en Feria Internacional del Libro en Holguín