El brillo especial de los versos y la fantasía infantil en Santiago de Cuba

Con un juego de preguntas y respuestas sobre la Feria del Libro en Santiago de Cuba se introdujeron hoy pequeños escritores al mundo de la narrativa, como parte del Encuentro de Niños Creadores de la gran fiesta de las letras.

La presentación de 47 obras ideadas por infantes de hasta 15 años de edad protagonizó el tributo de la literatura del territorio al Día Mundial de la Poesía en la Biblioteca Elvira Cape, jornada cargada de sensibilidad, inocencia y sed de nuevos saberes.

Composiciones poéticas dedicadas a las madres, la naturaleza, el amor y pasajes de la historia de Cuba fueron declamadas por jóvenes talentos del municipio cabecera, quienes convirtieron sus rimas en divertidas décimas y controversias campesinas.

Anabel Pérez Aguilar, autora del poema «Joyas», afirmó el gran orgullo de rendir tributo al Apóstol José Martí, pues los textos publicados en la revista infantil La Edad de Oro le abrieron el camino al universo de la escritura.

Por su parte, Clara Milanés Vázquez, de 11 años, realizó un elogio a las féminas con la composición «Mi sueño», para exaltar la belleza, fortaleza y sabiduría de las mujeres que la rodean.

Fábulas y cuentos de hadas también invitaron a lectores de todas las edades a reflexionar sobre la importancia de la solidaridad, desinterés, humildad y honestidad, sentimientos reflejados mediante las buenas acciones de los personajes protagónicos.

El rompimiento de estereotipos narrativos relacionados con la arrogancia de personajes monárquicos fue reconocido en la gran sala de la institución, mediante el aplauso al relato ficticio «La reina, el juez y la joven», del pionero José Alejandro Columbié Gárem.

Los versos de José Orpí Galí, escritor para niños homenajeado este año en la fiesta de la literatura, tuvieron un lugar especial en la cita, pues su colorido y moralejas acompañan el constante aprendizaje de esos pequeños que sueñan con convertirse en grandes creadores.

Más de una docena de instructores de arte en las casas de cultura contribuyen al crecimiento intelectual de los niños mediante talleres literarios y proyectos comunitarios socioculturales, con el objetivo de explorar su creatividad y motivar el interés por la lectura desde cortas edades.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Escalera de mar, cinco peldaños a un universo onírico