Cuba y Brasil unidas por la lectura

La 32 Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH) ya es un hecho.

El máximo evento literario de Cuba, que atrae consigo al resto de las manifestaciones del arte comenzó hoy en el Parque Histórico Militar Morro-Cabaña, con la fusión de las culturas de la mayor de las Antillas y de Brasil, el país invitado de honor a esta cita.

La gala de apertura, que contó con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, y de las principales autoridades del Gobierno de la nación y de la capital, resultó una plataforma para una vez más demostrar la fortaleza de la hermandad cubano-brasileña.

No es poco el amor que el gigante sudamericano le profesa a la nación caribeña, una relación que es palpable a través de las palabras de Margareth Menezes, ministra de Cultura de ese territorio.

«La presencia de Brasil en la FILH fortalece el compromiso de estrechar las relaciones bilaterales con Cuba en el campo de la cultura y en cualquiera de sus manifestaciones. Aunque no es mi primera vez aquí, siento que la mayor de las Antillas vive en el imaginario de muchas personas que desean conocer su belleza y la inteligencia de su gente», expresó Menezes, quien lidera la delegación brasileña que participa en esta magna cita de las letras del mundo.

Llegar hasta la Feria Internacional del Libro es para esta creadora asistir a un evento esencial en la democratización del acceso a la cultura, donde moviliza el ecosistema literario, integrado por editoriales, imprentas, bibliotecas y escritores, y se conectan tradiciones.

A ritmo de un tema conocido en tierras cubanas como «Acuarela de Brasil», de Ary Barroso, y de «Luz de vida», de Bento Tiburcio, la Sala Guillén se transformó por momentos en una avenida brasileña de la cual emanaron los sonidos más cálidos y alegres de nuestra región.

Con esa calidez llegaron también los homenajes a dos imprescindibles de las letras nacionales, cuya consagración a los saberes del pueblo y a la cultura en el archipiélago solo habla de excelencia

De la filósofa e investigadora Isabel Monal se exaltó su apoyo incondicional a la Revolución, a su obra transformadora y al proyecto de país que hasta nuestros días se construye.

Del profesor y escritor Francisco López Sacha se elogió su virtuosismo como creador literario y su originalidad en el ámbito de la Pedagogía, de tal manera que cala en el corazón y la espiritualidad de los que hoy exhiben con orgullo la condición de haber sido sus discípulos.

De la Feria, el presidente de su Comité Organizador, Juan Rodríguez Cabrera, anotó que estamos ante un evento descolonizador porque reafirma la importancia de la lectura como herramienta imprescindible para combatir las barbaries que acontecen a escala mundial.

No en vano esta fiesta de los libros persigue la idea de que Leer es construir identidad, una máxima que fomenta la lectura, la formación de sujetos cada vez más críticos, comprometidos con su realidad y capaces de construir consensos mediante la riqueza espiritual que una buena pieza literaria aporta.

La llegada del primer día de esta gran celebración de la cultura y la imaginación no podía cerrar de otro modo que con la Orquesta Aragón y sus icónicos temas «El bodeguero» y «Sabrosona», a la cual se unieron cubanos y amigos de todas las latitudes.

La velada incluyó un recorrido de las autoridades de la mayor de las Antillas y de Brasil por algunos pabellones de La Cabaña.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Mirar los entresijos del desierto, un vistazo (en apariencia a vuelo de pájaro) a la poesía más reciente de Freddy Ñañez