Cafés Literarios: Novedad en la fiesta del libro de Isla de la Juventud

La 32 Feria del Libro en Isla de la Juventud ha presentado una novedad este año: los Cafés Literarios
(Bohemia, Áncoras, Artex y Rumbos), devenidos en espacios para tertulias, encuentros y descargas
de poesía y trova.
Todos —ubicados en la principal arteria comercial de Nueva Gerona— tienen como resorte motivador

de los sentidos la degustación de la aromática infusión para atraer al público, al tiempo que, entre
sorbos escuchen en voces de sus autores, el canto bucólico a la cotidianidad, a la naturaleza, a la ciudad,
a amores idílicos, a ausencias o a desencuentros.
Desandar este recinto ferial posibilita al transeúnte disfrutar un rato agradable, incentivado por los

proyectos República poética, Tendederas y Letra lírica, y luego retornar a casa con un poema en mano,
listo para penderlo de la pared en la intimidad del hogar.

Además, esta 32 edición ha servido para destacar la obra de varios poetas pineros, entre ellas, la del
profesor Juan Emilio Pantoja, quien —en su debut en el catálogo de escritores locales— aparece con el poemario Isla ciudad mujer, obra galardonada con el Premio Fundación de la Ciudad de Nueva Gerona.
También sobresale la lírica de José Antonio Taboada, compilada en una  antología personal titulada Al costado del tiempo, autor reconocido por muchos como un maestro del género. Por último, Jorge Luis
Garcés presentó cartas credenciales con su poemario bilingüe Isla barlovento, quehacer con posibilidades de concretarse como modo de hacer.
El proyecto de La Alambrada consagró su jornada a la poeta Liudys Carmona, a quien se dedica la versión
local de la fiesta de la literatura como parte del periplo por occidente del evento cultural más importante de Cuba.
Estos espacios de encuentro en los Cafés literarios y en sus respectivos portales han otorgado un «toque»
de distinción a la 32 Feria del Libro, dedicada en Cuba a la filósofa, investigadora, intelectual y Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas (1998), Isabel Monal, y al escritor y profesor de arte Francisco López Sacha, y que además tiene a Brasil como país invitado de honor.
Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Entre la suma y la multiplicación. Mi lectura de Voy a escribir la eternidad