Aracely García Carranza, una labor vital

La bibliógrafa e investigadora Araceli García Carranza recibió hoy el premio Catauro Cubano por la obra de la vida en el Aula Magna del Colegio de San Gerónimo de La Habana.

El lauro fue entregado por Miguel Barnet, presidente de la Fundación Fernando Ortiz, quien señaló que este reconocimiento se fundamenta en la «acuciosa y profunda labor de compilar biografías y bibliografías de importantes intelectuales cubanos», empeño que constituye «un aporte esencial a la cultura cubana».

A cargo de las palabras de elogio de la premiada estuvo Félix Julio Alfonso, decano de la institución sede del evento, quien acotó: «Toda la vida laboral adulta de Aracely ha transcurrido a la sombra del jugo de Minerva en el grandioso templo de cultura que es la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí. Ahí llegó hace 60 años y allí permanece como un horcón inconmovible de aquel santuario de sabiduría».

Entre las obras más destacadas de la investigadora cubana se encuentran Índices analíticos de los Anales de Don Ramón de la Sagra, Índice de revistas cubanas siglo XIX y las biobibliografías de Don Fernando Ortiz, Alejo Carpentier y Eusebio Leal.

La también ganadora del Premio Nacional de Investigación Cultural 2003 y la medalla Raúl Gómez García dejó constancia de que «como un premio obliga al que lo recibe», seguirá esforzándose y trabajando en beneficio de la cultura cubana.

El premio Catauro Cubano, que entrega la Fundación Fernando Ortiz junto al Instituto Cubano del Libro tiene el objetivo de «reconocer obras públicas y autores consagrados por sus valiosas repercusiones en torno a la etnología, antropología, historia, musicología y religiosidad». También han recibido este galardón las destacadas intelectuales Ana Cairo, Natalia Bolívar, María del Carmen Barcia, Lázara Menéndez y Olga Portuondo, así como Sergio Valdés Bernal, Reinaldo Sánchez y Pedro de la Hoz.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
La dura piel de un lagarto venezolano llamado Jorge