Alejo Carpentier, el reino de esta feria
Este 19 de febrero en la Sala Guillén, cuatro intelectuales e investigadores cubanos conversaron acerca de uno de los máximos exponentes de la literatura cubana del siglo XX

La sala Nicolás Guillén de la 32 edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana acogió esta mañana el Coloquio por el 120 aniversario del nacimiento de Alejo Carpentier, el cual fue dirigido por el escritor Francisco López Sacha, la también escritora y Premio Nacional de Bibliotecología Araceli García Carranza, el investigador Armando Raggi Rodríguez y el Doctor Rafael Rodríguez Beltrán.

López Sacha, escritor homenajeado en esta edición de la FILH, fue el encargado de la apertura del espacio. El narrador cubano propuso un análisis de la obra carpenteriana con la sutileza característica de su oralidad. «Alejo Carpentier fue un escritor excepcional; en primer término, cambió la noción de la novela en el idioma. El idioma español no había tenido, hasta ese momento, un novelista tan grande como él», expuso el literato.

Francisco López Sacha reflexionó acerca de la impulsión del intelectual a una concepción que va más allá de lo real-maravilloso, y es que, para él, Carpentier es el creador del realismo mágico. «Alejo se colocó, posiblemente, 50 años por delante de todos sus contemporáneos». Además, Sacha también se refirió a la obra de Carpentier como musicólogo, la cual considera esencial para entender el origen de la música y esto se refleja en Los pasos perdidos, así como el origen del sentimiento de la identidad americana en el enorme viaje por el Orinoco.

Araceli García Carranza continuó el diálogo sobre el creador de El reino de este mundo, la investigadora cubana instó a la lectura, estudio y descubrimiento, que aún merece Alejo Carpentier. García Carranza compila desde 1972 la obra de Carpentier, en consecuencia, discursó sobre su trabajo bibliográfico para conservar y mantener la faena literaria e investigativa de nuestro mayor novelista, como lo definió ella misma. Además, contó historias y vivencias que experimentó a lo largo de ese gran trabajo.

Armando Raggi Rodríguez, investigador de la Fundación Alejo Carpentier, comentó acerca del fondo documental que posee la fundación para trabajar en el rescate y la custodia del patrimonio del universo carpenteriano. «El volumen bibliográfico con el que cuenta la fundación está estructurada en literatura primaria o activa, literatura pasiva o secundaria, biblioteca personal y de archivo. La institución cuenta con más de 6500 volúmenes, además de otros libros, revistas, partituras, recortes, placas de vinilo y casetes. Ello pone al servicio de los investigadores el caudaloso patrimonio legado por el autor», explicó Raggi Rodríguez.

¿Por qué leemos a Carpentier en el nuevo milenio?, fue la pregunta que lanzó el doctor Rafael Rodríguez Beltrán, con la cual parafraseó también con el título del ensayo al que dio lectura. «El creador de Ti Noel es, literariamente hablando, un descubridor más de América y en particular del Caribe en su historia y contexto cultura. Cuba, el país en donde decidió nacer, porque fue una decisión, es presencia casi constante en su obra».

El Coloquio por el aniversario 120 del natalicio de Alejo Carpentier versó alrededor de la importancia de su obra en estos días, sobre todo en el panorama literario. Como dijo el propio López Sacha, Carpentier supo elevar la historia a su universo poético.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
La vorágine de la selva amazónica