Actualización de la novela negra con Rafael Grillo

La letra brasileña se traslada a la 32 Feria Internacional del Libro de La Habana con los honores de país invitado. Entre las novedades publicadas, se encuentra Los matadores de Marçal Aquino, una novela contemporánea de la literatura negra del gigante latinoamericano. El escritor, periodista y editor Rafael Grillo regaló un fragmento de lo que viene a ser el género negro desde la prosa de Aquino y su propia trayectoria como autor y lector.

«Los matadores (Cabeça a prêmio) de Marçal Aquino es una novela que puede leerse como una suerte de thriller donde hay mucha intriga, acción, suspenso y crímenes. Articula la corriente literaria dentro de Brasil que emergió a partir de los años setenta con la aparición de una figura como Rubem Fonseca, autor de novelas como El gran arte o Agosto. Estas obras produjeron una literatura que aborda realidades sociales y tienen que ver con toda la problemática de la violencia y el crimen en grandes ciudades como São Paulo o Río de Janeiro. Dentro de esa corriente entra Marçal Aquino».

«La trayectoria de dos criminales a sueldo que trabajan para un terrateniente que tiene conexiones con el tráfico de drogas. Estos caminos rápidos para llegar al dinero y al poder son realidades que aparecen reflejadas en esta novela y, en ese sentido, Marçal Aquino entra en esa vertiente todavía más negra, más oscura en cuanto a lo que está retratando y menos detectivesca o investigativa como es la tradición dentro del género».

Usted escribió el prólogo para la edición de Arte y Literatura, ¿cómo llega esa oportunidad?

«Soy un escritor de género negro y estoy vinculado con los autores del continente. Contacté personalmente con Marçal de Aquino a propósito de que Brasil sería el invitado de honor en la FILH. Fue entonces que empezamos a trabajar en la posibilidad publicar Los matadores en Cuba».

El título original de esta novela, Cabeça a prêmio, podría traducirse del portugués como «tu cabeza es el premio» y cuenta con la homónima versión cinematográfica.

»Dediqué las palabras de introducción al libro no solo con la intención de presentar el libro en sí mismo y a este autor, sino de aprovechar la oportunidad para hacer un fresco de lo que ha sido la literatura del género negro desde la novela de crímenes en Brasil y creo que eso es un aporte: la posibilidad de que podamos contextualizar esta novela y a su autor dentro del panorama de las letras brasileñas».

Para otros lectores del género ¿qué supone leer Los matadores?

«Es un avance en la literatura donde hay una característica notable dentro de lo que a partir de los años setenta se le empezó a llamar el género neopolicial iberoamericano. De alguna manera, retoma ciertos moldes de lo que venía siendo este género literario, sobre todo en Estados Unidos y en Europa. Esta literatura siempre se preocupó más por la trama de investigación detectivesca o policiaca que por el reflejo de las realidades sociales en las cuales se cometían estos crímenes y eso es algo que ya se echa a ver desde Rubem Fonseca, pero que todavía toma más relevancia en los últimos años. Hay teóricos que hablan ya de que en Latinoamérica, más que una novela policial o novela de género negro en el sentido más tradicional, se está haciendo una novela de crímenes, donde el contexto y el escenario de la violencia y de los problemas sociales son concesiones dramatúrgicas, los argumentos de esta novela».

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Premiación del IV Concurso Leer+Digital