La vuelta al mundo en una agencia

 

Una de las organizaciones encargadas de la difusión cultural cubana es la Agencia Literaria Latinoamericana (ALL). Su directora, Tania M. Vargas Fonseca, nos comenta sobre los objetos y proyectos de esta instancia.

 

La Agencia radica en la Cámara Cubana del Libro y es otra de las entidades del Instituto Cubano del Libro, adscrito al Ministerio de Cultura. Desde hace más de tres décadas, se encarga de ejercer, en materia de derecho de autor, la representación legal de escritores cubanos y de otros países de Latinoamérica, para todas las lenguas y regiones del mundo. La ALL representa y promociona autores en los campos de la ficción y no ficción, literatura infantil y juvenil, científico-técnica y de ciencias sociales. Un catálogo que incluye escritores clásicos y reconocidos contemporáneos, avala su labor.

En predios cubanos, la ALL tiene gran peso en la conformación de las actividades dentro de la Feria Internacional del Libro de La Habana. El Salón Profesional del Libro, certificado en su edición del 2020 por el Centro Nacional de Superación de la Cultura, es uno de los más importantes. Tomar el pulso al mundo de la edición, la traducción, la impresión, los entornos digitales, el comercio, además de la presencia e intercambio con figuras destacadas en es-tos rubros, entre otros temas, es el resultado directo del evento.

 

En el mapa internacional, la Agencia refuerza la presencia cubana en ferias como las de Madrid, Frankfurt, Guadalajara y Buenos Aires, por solo citar algunas. La gestión de ediciones de autores cubanos y la posibilidad de publicarlos en diversos rincones del planeta, tiene en estos intercambios un importante asidero.

 En estos meses de pandemia, la Agencia también debió reinventarse. La asistencia a ferias virtuales, la labor por reforzar su presencia en la web y las redes para visibilizar más su catálogo, se tornan objetivos vitales. Nombres como los de José Lezama Lima, Virgilio Piñera o Roberto Fernández Retamar, entre los clásicos cubanos, o de Mirta Yáñez y Alexis Díaz Pimienta, entre los contemporáneos, son prueba directa de sus fortalezas. La ALL tiene todavía mucho que ofrecer en favor de la literatura y la cultura.

Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment
Un observatorio para la innovación y el desarrollo